La (no) elección del Sufrimiento


El sufrimiento desarrolla la consciencia que permite dejar de elegir al sufrimiento.
No honrar lo sufrido, es lo que encadena al sufrimiento y re-crea las escenas que lo causaron.
Negar lo sufrido o juzgarlo de “malo”, es precisamente lo que gatilla la necesidad de atraerlo …hasta lograr honrarlo.
Dejar de sufrir, implica mirar al sufrimiento a los ojos, con respeto, agradecerle y dejar de elegirlo.
Para poder decirle “no” al sufrimiento, es necesario decir “sí” a las experiencias que lo causaron, lo que en algunos casos requiere transitar un proceso de reconciliación (terapia).
Sanar, lejos de negar al sufrimiento, es el acto de reencuentro, que permite la liberación, como elección consciente.
Sólo corre con destreza y confianza, quien ha aprendido de sus caídas.

Mauricio Onetto



Si para recobrar lo recobrado debí perder primero lo perdido, si para conseguir lo conseguido tuve que soportar lo soportado,
Si para estar ahora enamorado fue menester haber estado herido, tengo por bien sufrido lo sufrido, tengo por bien llorado lo llorado.
Porque después de todo he comprobado que no se goza bien de lo gozado sino después de haberlo padecido.
Porque después de todo he comprendido que lo que el árbol tiene de florido vive de lo que tiene sepultado.


Francisco Luis Bernardez

Tags: dejar    sufrir    sufrimiento    honrar   

Suscríbete a nuestra Lista de Correos